May 2012

La loma de los Padres

La loma de los Padres severamente diezmada

Por Miguel Ángel Martín

Si la salud es una de las cuestiones más fundamentales para el destino de un temporada en las Grandes y la loma tan fundamental para el destino de una temporada para los Padres, tenemos un problema.

Si no fuese poco haber tenido a diez jugadores en la lista de lesionados (entre lanzadores y demás peloteros), ahora que Mayo había empezado con cierto aire renovado para San Diego, vemos como Joe Wieland entra en la lista de lesionados, dejando a la lomita de San Diego en una situación tan delicada como inusual.

Wieland, que tiene marca de 0-4 con una efectividad de 4.55 en cinco aperturas, dijo que no ha experimentado ningún tipo de dolor en su codo derecho, pero que ha tenido algunas molestias, sobre todo cuando lanza bolas curvas, lo que llevó a los Padres a que nuestro lanzador se sometiese a una resonancia magnética el miércoles por la mañana, descubriendo que no hay daño estructural. Pero esto no impide que San Diego no quiera arriesgar y le restringirá por los próximos 10 días, dijo comentaba nuestro manager Bud Black.

Impresionante, porque Wieland llegó a la rotación de los Padres tras una serie de bajas en la loma de los Padres, que forzaron a reconstruir los planes del montículo de nuestro, desde el principio de la temporada y a cada día que pasa, lo reestructurado, se tiene que volver a reestructurar porque las lesiones no dejan en paz a los Padres, en un año en donde los resultados no están acompañando del todo.

Así podemos ver como lanzadores, que en principio estaban llamados a estar en la rotación de los Padres para este 2012 y estaban llamados a cimentar una sólida loma en que sostener las aspiraciones de los Padres, como son los casos de Tim Stauffer, Cory Luebke o Dustin Moseley, o bien no han debutado todavía en las Mayores o no podemos ya contar con ellos en lo que resta de temporada.

Stauffer comenzó el infortunio, pasando de estar llamado a ser el lanzador del juego inaugural a no estar todavía preparado del todo para debutar en la liga, un mes y medio después de su comienzo. La buena noticia es que ya le hemos podido ver haciendo sólidas actuaciones con el equipo de Lake Elsinore, dentro de su plan de rehabilitación, por lo que todo indica que su reaparición con los Padres no está muy lejana.

Pero donde las noticias son devastadoras es en caso de Dustin Moseley, ya que los daños masivos sufridos en su hombro derecho le han conducido de cabeza al quirófano y con ello se despide de la loma de los Padres por este 2012. Y si a esto le sumamos que Cory Luebke también está en la lista de lesionados por 15 días, por culpa de su codo izquierdo (y sin una fecha determinada para su retorno), vemos como más de la mitad de la loma de San Diego, en lo que a su rotación se refiere, está bajo mínimos. Más aun cuando los recambios naturales de estos, también caen lesionados y hay que reconstruir sobre lo reconstruido, como he mencionado antes.

Si solo fuese eso, sería doloroso para la situación de la loma, pero es que además tenemos el bullpen con las bajas de Micah Owings, en la lista de lesionados por 60 días desde el pasado día 8 de Mayo, por culpa de su antebrazo derecho y la baja de Huston Street, en la lista de lesionados por 15 días, por culpa de una distensión muscular, que hace que sea una incógnita cuando se producirá su regreso.

Así que a grandes males, grandes remedios. Si hacía falta lanzadores para la rotación, hay estaban Anthony Bass, que está teniendo mala suerte en cuanto a su record personal, y también tenemos a Jeff Suppan, que esta demostrando su nivel, al lograr dos triunfos en sus dos salidas, hasta el momento.

Al rescate del bullpen, han dado un paso hacia delante, Alex Hinshaw, Miles Mokolas y Dale Thayer.

Hinshaw tan solo ha disputado un juego hasta el momento, lanzando 1.1 innings, con una ERA de 0, sin ceder nada a los rivales, mientras que Mikolas ha disputado tres juegos, lanzando dos entradas, cediendo dos hits, una carrera (un HR en su debut en las Mayores), cuatro pasaportes a primera, y firmando una ERA de 4.50.

De los tres, quien mejor se ha adaptado a su nuevo rol (cerrador) es Thayer, que en seis juegos ya ha logrado dos rescates, lanzando seis entradas en lo que va de campaña, cediendo cuatro hits y firmando una ERA de 0.

Lo positivo de esto es que todo parece indicar que los Padres, con la recuperación de los lesionados, lo único que puede hacer es mejorar y teniendo en cuenta los nuevos aires con los que se ha iniciado este mes de Mayo, hay que ver ese positivo punto de vista de la situación.

Pronto llegará el retorno de Stauffer y no tardará la llegada de Luebke, Wieland y también de bateador de poder para San Diego como Carlos Quentin. Si los Padres demuestran que en este mes de Mayo se afrontan las cosas de un mejor modo que en Abril, los refuerzos harán que no caigamos irremediablemente al sótano del Oeste y quien sabe si podremos aspirar a algo más que a eso.

Hasta muy pronto desde España.

Cualquier comentario es siempre bienvenido en padreshispanos@yahoo.com, y si desea seguir la actualidad de los Padres de San Diego y conocer más noticias en español de nuestro equipo, no duden en seguir la página oficial en español de los Padres de San Diego padresbeisbol.com y el blog PADRES HISPANOS, así como a través de PADRES HISPANOS en Facebook y a través de Twitter en @BerkutMartin.

La evolución de la lomita en los últimos años

La evolución de la lomita en los últimos años.

Por Miguel Ángel Martín
Mucho ha cambiado la loma de los Padres en los últimos años. Han cambiado jugadores, también han cambiado mucho los resultados del equipo desde el 2010 hasta ahora, pero lo que sigue inalterado es que la loma, la defienda quien la defienda, sigue siendo el mejor valedor del juego de los Padres, mientras que nuestros bates no abandonen los últimos puestos de las estadísticas ofensivas.
Los números a veces son muy fríos y no deben de tomarse como lo único a tener en cuenta en este deporte, pero hablan claro y dejan bien marcada la tendencia que la loma ha tenido desde aquella mágica temporada del 2010, que fue el momento más álgido desde que el equipo logró clasificarse para la postemporada en 2005 y 2006, y la actualidad que se puede decir que es el punto más bajo desde esa misma época.
Puede que las sensaciones sean que la loma no es tan fuerte como la de hace tres campañas y tal vez sea cierto, pero los números siguen mostrando que si hablamos de los pitchers de los Padres, hablamos de uno de los mejores cuerpos de lanzadores de las Grandes Ligas.
Basta con echar un vistazo a las cifras que muestran las estadísticas y veremos como la ERA de los Padres ha ido involucionando desde el 3.41 del 2010, que fue la segunda mejor ERA de las Mayores, solo por detrás de los Gigantes de San Francisco (campeones ese año), hasta las 3.42 del 2011 (siendo la tercera mejor de las Grandes Ligas, solo por detrás de los Filis y los Gigantes), ha llegar a tener en esta temporada una marca de 3.50, siendo la duodécima de las Mayores.
Es cierto que en este año ha habido un descenso, pero aun así no se ocupa los últimos puestos de las estadísticas en las Mayores y teniendo en cuenta que hemos tenido que lidiar con numerosas lesiones que han recompuesto el cuerpo de lanzadores del equipo, se tiene que tomar este dato como positivo (por ejemplo, Stauffer no ha podido empezar la temporada todavía y estaba llamado a ser el lanzador en el juego inaugural y Wieland, que debuta este año en las Mayores, está en la rotación).
En cuanto a los strikeouts obtenidos por cada nueve entradas, San Diego tenía una marca de 8.00 en 2010, siendo la segunda mejor de las Mayores, sólo por detrás de los Gigantes. En el 2011, la marca descendió a 7.07, siendo la decimosexta de las Mayores y en este año ha vuelta a ascender a 7.93, lo que supone la séptima mejor marca de las Grandes Ligas.
Por lo que se refiere a los hits permitidos por cada nueve entradas, han evolucionado de los 8.06 del 2010 (segunda mejor marca), en el 2011 8.22 (sexta mejor marca) y en el 2012 una marca de 7.38 (una vez más segunda mejor marca).
Y si hablamos de HRs tampoco han variado demasiado de un año a otro, con 0.86 en el 2010 (octava marca de las Mayores), 0.78 en el 2011 (segunda marca de las Mayores) y 0.86 en el 2012 (duodécima marca de las Mayores).
En lo que si han variado bastante los números, ha sido en los pasaportes a primera que los Padres han concedido desde el 2010 (3.20, octava mejor marca de las Grandes Ligas), el 2011 (3.24, vigésima marca las Mayores) y el 2012 (3.95, la penúltima marca de las Mayores).
Sin embargo, a pesar de que la loma ha mantenido en cierto modo el nivel competitivo, hem0os visto como desde el 2010, los Padres han ido descendiendo en número de victorias y en opciones de hacer algo importante en el Oeste de la Nacional, de manera paulatina. La ofensiva sigue siendo la misma. Es cierto que no tenemos al Adrian Gonzalez, por supuesto, pero la ofensiva sigue estado tan abaja ahora como antes. Pero aunque podamos discutir sobre este tema, todos coincidimos en que la clave de la involución de resultados desde 2010 hasta ahora radica más en la ofensiva que en la loma, a pesar de que justo ahora no sea tan sólida como lo era antes (lesiones incluidas).
¿Qué se puede esperar de nuestra loma, cuando lanzadores como Bass y Wieland se estabilicen en las Mayores? ¿Qué se puede esperar de nuestra loma cuando recuperemos a lanzadores como Stauffer, Luekbe o Moseley que están lesionados? ¿Quñe podremos esperar de nuestros chicos cuando lleguen al primer nivel, lanzadores de la granja de la talla de Casey Kelly? Parece que estas preguntas se responden solas.
Lo que hace falta esperar es que la ofensiva madure lo suficiente como para poder dar respuesta a una loma que se esfuerza titánicamente por sostener a los Padres. Un esfuerzo titánico que tiene forzosamente que venir acompañado de un mayor esfuerzo al bate si queremos revertir la situación que actualmente atravesamos.
De todos modos, los Padres buscan la regeneración del equipo y se piensa en clave de futuro, como los últimos movimientos del equipo, que mandaron al lanzador Frieri a Anaheim. Una muestra más que la loma, de un modo u otro, sostiene las esperanzas de presente y futuro de los Padres. Un futuro que tiene muy buena pinta y que es prometedor, a pesar de que el presente genere dudas. Dudas que deberán de irse disipando con el paso del tiempo y la llegada de madurez al equipo, procedente de la granja y de los peloteros jóvenes que hoy defienden nuestros colores en el equipo de las Grandes Ligas.
Cualquier comentario es siempre bienvenido en padreshispanos@yahoo.com, y si desea seguir la actualidad de los Padres de San Diego y conocer más noticias en español de nuestro equipo, no duden en seguir la página oficial en español de los Padres de San Diego padresbeisbol.com y el blog PADRES HISPANOS, así como a través de PADRES HISPANOS EN FACEBOOK y a través de twitter en @BerkutMartin.