November 2012

Bud Black: La Decisión Corecta

Bud Black: La decisión correcta

 

Por Miguel Ángel Martín

 

 

Bud Black será nuestro manager hasta el 2015, después de los Padres, de manera acertada, el pasado lunes ejerciesen las opciones que tenían para las temporadas 2014 y 2015.

 

Ya tenía contrato para la próxima temporada, pero ahora se confirma su continuidad por largo tiempo, que por otra parte me parece la manera más directa para poder llegar a lo más alto, después de haber demostrado su enorme capacidad para sacar lo mejor de este equipo.

 

Logró balances de victorias impresionantes sin tener a su disposición payroll desorbitados. Muy al contrario, la rutina con la que se ha manejado en San Diego ha sido tener a su disposición payroll de los más bajos de las Mayores y a pesar de ello nos ha brindado grandes momentos en su estancia al frente de los Padres, como las temporadas 2007 y 2010, en donde estuvimos a punto de alcanzar el banderín del Oeste y temporadas como el 2009 y la pasada campaña del 2012, en donde las rectas finales de estas temporadas fueron excelentes, a modo de anticipo de lo que vendría después.

 

Los fríos números indican que el balance que ha tenido como Manager de los Padres es de 464-509, en seis temporadas y el honor de haber sido nombrado Manager del Año en la Liga Nacional en la temporada 2010, pero por encima de esto pienso en otras cosas cuando medito sobre lo conveniente de su continuidad a largo plazo en los Padres.

 

Y digo que la decisión es acertada, porque no me imagino ningún otro manager que pueda conocer mejor el potencial de los jugadores que tiene entre manos y porque, si algo nos demuestra la historia deportiva, es que por norma general, este tipo de proyecto no basados en un esperpéntico desembolso de dinero para triunfar, precisa de continuidad en el banquillo, para que finalmente lleguen los triunfos a casa.

 

La paciencia es una virtud en un proyecto deportivo como es el caso de los Padres, y que Black pueda ahora disfrutar de la época más dorada de los Padres, desde el año 2007 (cuando llegó a San Diego), me parece además de lo más justo.

 

Además, Black ha podido vivir de todo en el banquillo de los Padres. Por un lado ha podido estar al frente de un equipo que venía de ganar dos banderines consecutivos (en los años 2005 y 2006) y comandar en el 2007 a un equipo preparado para la contienda en el Oeste.

 

También ha vivido momentos difíciles, como por ejemplo las temporadas 2008 y 2009, donde después de perder en el juego 163, la opción de participar en la postemporada del 2007, el equipo vio como empezaba un proceso radical de reconstrucción, donde además de perder potencial en nuestra división, vimos como jugadores emblemáticos de los Padres se tenían que marchar lejos del PETCO Park (Jake Peavy y Trevor Hoffman), porque la política económica de San Diego cambió.

 

Ha lidiado con temporadas de pésimos, en donde es capaz de revertir la tendencia, para terminar esas campañas como uno de los equipos en mejor forma de la MLB (como fueron los casos de 2009 y 2012) y también a tenido que lidiar como una extraña temporada como la del 2010. En principio no éramos favoritos a nada, pero  luego de llegar a tener un balance de 76-49, las expectativas subieron tantísimo que llegamos a pensar en absolutamente todo. Lamentablemente todo se hundió en la recta final de esa campaña y esa experiencia también la tiene.

 

Así que, ¿qué mejor manager que él para guiar a los Padres a la tierra prometida? Conoce al equipo y el potencial de sus chicos, ha demostrado sobradamente que puede sacar petróleo de estos chicos y además conoce los entresijos de la franquicia y ha vivido con ella casi todas las situaciones que se nos pueden presentar en el futuro, en el camino hacia la gloria. Yo al menos, me siento feliz de la decisión tomada por los Padres, y si la han tomado es por algo.

 

Poco a poco se van dando lo pasos necesarios para poder crear entorno nuestra un equipo de garantías que nos de a los fanáticos de los Padres, lo que tanto anhelamos de nuestro equipo. Pero el factor Black ya lo teníamos de nuestro lado y ahora lo hay que hacer es centrarse en los otros factores que no estaban en San Diego la pasada campaña y que deberán de ser determinante para el éxito de los Padres en el 2013… Los refuerzos de esta offseason.

 

Hasta pronto desde España.

 

Cualquier comentario es siempre bienvenido en padreshispanos@yahoo.com, y si desea seguir la actualidad de los Padres de San Diego y conocer más noticias en español de nuestro equipo, no duden en seguir la página oficial en español de los Padres de San Diego padresbeisbol.com y el blog PADRES HISPANOS, así como a través de PADRES HISPANOS EN FACEBOOK y a través de twitter en @BerkutMartin.

Headley Super Padre y Tours en su Idioma

ECOS DEL DUGOUT

POR: JUAN ANGEL AVILA

HEADLEY SUPER PADRE

   Más allá de haber terminado en quinto sitio de los votos para jugador más valioso de la liga nacional, lo hecho por chase Headley lo ha catapultado a una zona especial dentro de los peloteros del viejo circuito.

   Cierto que tuvo mucho merecimiento Buster Posey el ganador pero creo que Headley debió haber concluido arriba de al menos 2 de los integrantes de la quinteta final.

   El aporte que pueda dar tuvo mayor peso específico que otros elementos de la liga.

   Si San Diego estuvo muy cerca de tener marca positiva y ponerse a pelear por puesto de comodín fue gracias a Chase.

   La protección dada por Carlos Quentin fue factor pero a Headley le tocó darle la protección al resto del line up practicamente.

TOURS EN TU IDIOMA! Recuerda que los Padres de San Diego te ofrecen durante este receso fuera de temporada  tours de Petco Park completamente en español! Es la visita “ tras bambalinas “ favorita de los aficionados. Consulta www.padres.com o www.padresbeisbol.com para más detalles.

CABRERA NO NECESITA PREMIOS

   Para ser uno de los más feroces bateadores de las grandes ligas el venezolano Miguel Cabrera no ocupa premios.

 

   Le dieron el trofeo de jugador más valioso pero con o sin el, el tipo sigue siendo de lo más selecto en el panorama ofensivo de la gran carpa.

 

   Promedio de .300, más de 30 jonrones por año y acumulando arriba de 110 carreras impulsadas dan una idea de la consistencia del hombre que ganó la primer triple corona en 45 años para los bateadores.

 

   Quizás el juego de Mike Trout, otro peloterazo, resulta más completo, los dos son catalizadores de sus clubes, pero el peso específico que tiene Cabrera con Detroit cambia por complete el line up de los Tigres.

 

   “ El tigre de Maracay “ no necesita premios. Creo que el reconocimiento lo tiene del público, su afición y el resto de la fanaticada que lo reconoce como uno de los mejores en nuestra generación.  

DICKEY LA HISTORIA DEL 2012  

   Por su vida personal, su estilo de trabajar y sus antecedentes de ser un lanzador de Segundo o hasta un tercer nivel, por eso resulta muy remarcable lo realizado por RA Dickey, el nudillero pitcher de los Mets que se llevó el Cy Young del Viejo circuito el Miercoles.

 

   Y es que por principio de cuentas los lanzadores de su tipo jamás se habían llevado los máximos honores en una temporada, si hay dos de ellos en Cooperstown: Phil Niekro y Hoyt Whilhelm pero ninguno de estos pudo obtener la más famosa de las preseas para un serpentinero.

 

   Además, que se podia esperar de un lanzador invitado fuera de roster que llegó como uno de los 50 pitchers de los Mets en los campos de entrenamiento del 2010 en Port. St. Lucie, Florida.

 

   Nada.

 

   Y así ocurrió. Dickey fue parte del primer recorte de jugadores ese calendario sin embargo le tuvieron fé y se quedó en sucursales mejorando cada día más su estilo.

 

   Este pitcher no solamente lanza la famosa “ bola de nudillos “ pues también mezcla recta, cambio y slider por lo cual hace muy complicado el turno de cualuier bateador. Su recta no es mala, tiene vida y anda entre las 84 y 87 millas que lucen como mil millas luego de tirarla trás el knuckleball.   

 

   Tuvo una temporada tan dominante que gana 20 y solamente perdió 6 juegos y tiró dos juegos de un hit de forma seguida.

 

   Estuvo por arriba de dos zurdos de postín como Clayton Kershaw de Dodgers y Gio González de los Nacionales.

 

   No tenía Mets un ganador de este premio desde los tiempos del “doctor  K “ Dwight Gooden.

 

Un año memorable para Headley.

Por Miguel Ángel Martín

El maravilloso año que Headley ha tenido con los Padres en el 2012, le está pasando una hermosa factura en forma de premios de gran calado en el mundo del béisbol, poniendo su figura como pelotero entre las mejor valoradas de ambas ligas.

Ya cuando se supo que Headley estaba nominado entre los tres finalistas para ganar el guante de oro como mejor tercera base de la Liga Nacional, todo el mundo pensaba que no solo sería un justo premio a la trayectoria mostrada por Chase, sino que tal vez sería la punta del iceberg de lo que más tarde vendría. Y que cierta era.

Fue el justo vencedor de este galardón, al haber jugado más innings que ningún otro tercera base en las Mayores, con 1397 entradas disputadas en la temporada y registrando el mayor número de oportunidades que cualquiera de los de la Liga Nacional con 424, cometiendo 10 errores, lo que le confirió un porcentaje de fildeo de .976, siendo de lo mejor visto en las Mayores, sobre por detrás del porcentaje de Aramis Ramírez (.977).

Todo esto son los datos más evidentes que le han conferido el galardón, por encima de Aramos Ramirez de los Brewers y de David Wright de los Mets, y que le conferían el primer Guante de Oro de su carrera deportiva, y con lo que se devolvía esta gloria a nuestra organización por primera vez desde que Adrian González lo lograse para San Diego antes de su marcha a Boston.

Un premio, que por cierto, se anticipó a otro que estaba más que claro que lograría, el de mejor defensor de los Padres en la pasada campaña.

Pero la gran temporada de Headley, por encima de lo defensivo, se ha caracterizado por lo ofensivo, y por lo tanto no sería del todo justo que tan solo hubiese logrado premios como los mencionados anteriormente, sin que las Grandes Ligas se hubiesen honrado con un premio como el bate de plata. Lo ha logrado y ahora si que se puede decir que la MLB empieza a hacer justicia más plena con nuestro jugador franquicia y con los propios Padres.

Terminó la temporada con 115 carreras impulsadas, tres más que Braun de los Brewers, al que venció en el mano a mano que tuvieron en la última serie de la temporada en la que poco más se jugaban ambos equipos. Su aportación a la ofensiva del equipo no tiene parangón con lo cosechado por otro pelotero esta temporada, pegando 31 jonrones, con un promedio de .286 con 173 hits en 161 juegos (habiendo sido además, nombrado el jugador del mes de la Liga Nacional en Agosto y Septiembre).

Con esto Headley es el primer Padre en ganar el Bate de Plata desde que Mark Loretta (segunda base) lo ganó en el 2004. Headley es el décimo jugador en la historia de la franquicia de ganar el premio. El jardinero Salón de Fama Tony Gwynn ganó siete Bates de Plata.

Además, se ha convertido en el octavo tercera base de la Liga Nacional en ganar ambos premios del Guante de Oro y Bate de Plata en la misma temporada desde que Ryan Zimmerman de los Nacionales lo hizo en el 2009, y es el cuarto jugador en la historia de los Padres de ganar ambos premio en una temporada, uniéndose a Tony Gwynn (1986-87, 89), Benito Santiago (1988, 90) y Ken Caminiti (1996).

¿Alguien da más? Pues sí.

Ya se de manera oficial, candidato a MVP de la Liga Nacional, junto con Ryan Braun, Andrew McCutchen, Yadier Molina, Buster Posey; y además es candidato a mejor hitter de las Mayores, en los Greatness In Baseball Yearly Awards 2012.

Enorme temporada, premiada justamente con muchos premios. Tantos que ya ni recordábamos en San Diego que uno de los nuestros pudiese acaparar tanta atención sobre sí mismo. Pero con tanto logro no se puede obviar, ahora más que nunca, el trasfondo que el Guante de Oro y el Bate de Plata, tendrán en la figura del pelotero que más atención acaparará en esta offseason, en lo que a los Padres se refiere.

Si a muy pocos se le escapaba que Headley es el jugador franquicia de San Diego, ahora tras esta temporada, no cabe ninguna duda que los Padres acertaron de pleno al no traspasarle en el pasado mercado veraniego y que el objetivo es centrar los esfuerzos en su renovación con un contrato multianual, al estilo que le ofreció a Carlos Quentin y Huston Street.

Sería bueno recompensar a la fanaticada, no poniendo a Headley en el disparadero de los rumores que le alejasen del PETCO Park. Ahora es momento de estabilidad y tomar un rumbo fijo hacia un equipo contendiente a todo. Poco a poco, pero con rumbo fijo y sin dilaciones y esto pasa por retener a Headley con un contrato multianual, llegado el momento, por que ahora tal vez Headley esté ligado a San Diego via arbitraje más que con un contrato multianual. Pero lo importante es que siga vistiendo la casaca de los Padres por muchos años, ahora que parece que vientos favorables soplarán en el sur más sur de California.

Habrá que estar atentos a nuestro payroll para la próxima campaña y ver como se desenvuelve nuestro Gerente General en esta compleja e importante offseason, pero estoy seguro de que con Headley en nuestra nave, estaremos más cerca de llegar a la tierra prometida.

Hasta pronto desde España.

Cualquier comentario es siempre bienvenido en padreshispanos@yahoo.com, y si desea seguir la actualidad de los Padres de San Diego y conocer más noticias en español de nuestro equipo, no duden en seguir la página oficial en español de los Padres de San Diego padresbeisbol.com y el blog PADRES HISPANOS, así como a través de PADRES HISPANOS EN FACEBOOK y a través de twitter en @BerkutMartin.