September 2012

Ultimos Dias

Últimos días de competición

Por Miguel Ángel Martín

Ciertamente los últimos días de competición para los Padres en esta temporada, son tristes para la fanaticada, porque la reacción en la parte final del curso beisbolístico había sido fantástica, porque no hemos podido vencer la serie a los Dodgers y haberles apartado de la lucha por el comodín hubiese estado muy bien y porque obviamente la larga espera que nos aguarda hasta que comience la ilusionante temporada 2013, está a la vuelta de la esquina.

Pero todavía hay varias cuestiones muy importantes a tener en cuenta de cara a las últimas series que vamos a vivir y no se crean que son poca cosa.

Y es que Chase Headley, en dura pugna con Ryan Braun, tiene a tiro el poder terminar la temporada como el pelotero que más carreras haya impulsado esta temporada. Y además la última serie de los Padres este ano, será precisamente frente a los Cerveceros de Milwaukee, en un mano a mano, no solo para ganar la serie y terminar con buen sabor de boca la temporada, sino también para que ambos logren un buen impulso en la carrera por el MVP de la temporada en la Liga Nacional.

Algo impensable tras los dos primeros meses de competición, es una opción real a día de hoy… que Headley esté en la carrera por ser el mejor de la Nacional. ¡GUAU! Si que es impresionante, si.

Pero es que los Padres del último tramo de la temporada han sido impresionantes. Nada hacía presagiar un cambio de rumbo tan radical como el experimentado por nuestro equipo, tras haber caído en 40 ocasiones en los primeros 59 juegos del año. De estar en un estado “depresivo” por el pobrísimo balance de 19-40, que nos hacía pensar en la posibilidad de no poder acabar la temporada ni con 60 victorias y con el temor de que incluso fuese el peor año de nuestra historia, ahora hemos pasado a pensar hace algunas fechas en la posibilidad de incluso alcanzar las ochentas victorias, a certificar la temporada perdedora (82 derrotas) tan solo a falta de dos series para el final y en estar pensando en uno de los nuestros para el más grande galardón de la temporada en nuestra Liga Nacional.

Un cambio radical que ha hecho que todas las ilusiones vuelvan a renacer dentro de la franquicia. Una franquicia que ha sido renovada desde los cimientos (nuevos dueños), pero que ha dado continuidad al roster que tantas ilusiones ha despertado en el tramo final de campaña.

Si ha esto le añadimos que la excelsa granja de los Padres ya se está dejando notar en el equipo grande, pues todo indica que la espera que estamos a punto de padecer para poder disfrutar a los Padres 2013, va a merecer la pena y mucho.

Pero ahora que Headley se ha erigido como el santo y seña de estos nuevos Padres, cabe hacer una reflexión. La continuidad del roster (que no implica que no haya incorporaciones que mejoren sustancialmente el roster) se vio “garantizada”, entre otros movimientos, con el movimiento que se hizo en el verano con nuestro tercera base. O mejor dicho, el movimiento que no se hizo, reteniéndole para que no se marchase lejos el PETCO Park (por ejemplo a los Yankees).

Sin embargo la palabra “garantizada” que antes mencione está entrecomillada, porque el deseo de mantener a Headley en los Padres, no canjeándolo en el verano, se ha ver refrendado en este invierno, haciendo un movimiento al estilo que se hizo con Street y con Quentin, para que la espada de Damocles del canje de Headley a otro equipo, deje de estar sobre la cabeza del jugador y las cabezas de los fans de los Padres, que desean seguir contando con él dentro de la organización californiana.

Malo sería que se volviese a repetir el episodio que tuvimos que ver con Gonzo, Bell o con Peavy (lamentando todos nosotros su marcha). Más aun cuando ahora hay nuevos dueños en el plantel y con otra filosofía económica distinta a la anteriormente vivida.

Pero nunca se sabe si en algún momento puede llegar por él una oferta irrechazable como la que llegó desde los Reds y que llevó lejos del PETCO Park a Latos. Aunque ahora la gran diferencia con ese canje y este caso, es que los fans de los Padres no desean que el brillante futuro que nos aguarda, por granja y perspectivas varias (como los nuevos dueños y un nuevo impulso económico gracias a ellos y el contrato televisivo, etc) se eternice en el tiempo y no termine nunca de aterrizar en el Sur más Sur de California.

Habrá que estar tan atentos al final de la temporada, como a la offseason que se aproxima en el horizonte. Porque este final de temporada puede reportarnos grandes alegrías en forma de triunfo de Headley en su carrera por ser quien más haya impulsado esta temporada y por los premios que le pueda reportar. Y porque en la offseason se terminará de perfilar uno de los proyectos más ilusionantes de los Padres en las últimas temporadas.

¡Y qué este 2012 acaba con un sensacional sabor de boca para San Diego!

Hasta pronto desde España.

Cualquier comentario es siempre bienvenido en padreshispanos@yahoo.com, y si desea seguir la actualidad de los Padres de San Diego y conocer más noticias en español de nuestro equipo, no duden en seguir la página oficial en español de los Padres de San Diego padresbeisbol.com y el blog PADRES HISPANOS, así como a través de PADRES HISPANOS EN FACEBOOK y a través de twitter en @BerkutMartin.

 

Mejorado su Ofensiva

S.D. ha mejorado su ofensiva conforme ha avanzado la temporada.

Por Miguel Ángel Martín

Desde el comienzo de la temporada, uno de los factores del juego de los Padres que más ha estado a debate ha sido la ofensiva. Una sempiterna cuestión que siempre ha estado en la mente de la fananticada de  San Diego durante años.

Años en donde por cierto, hemos basado nuestro potencial en una sólida loma, que en determinadas temporadas, ha sustentado casi por completo nuestras aspiraciones de lograr algo importante, como por ejemplo en la temporada 2010 en donde casi estuvimos a punto de alcanzar la postemporada a pesar de tener una ofensiva que estaba muy a la cola de las ofensivas de la liga.

El eterno debate si fiarlo todo (o casi todo) a una loma sólida en extremo que lleve el peso de las operaciones o si por el contrario, sacrificar algo del potencial de la loma para brindarle algo de brillo a la ofensiva de los Padres, era un tema de discusión que siempre afloraba en las discusiones de béisbol de los fans de los Padres, sobre todo cuando peloteros de postín en el pasado, se marchaban de San Diego en busca de contrato más lucrativos para sus bolsillos.

Y es que inmenso parque en el que jugamos, permitía la posibilidad de jugárnosla a la carta de la loma, pero tanto ha escocido la falta de productividad ofensiva, con juegos en donde anotábamos tan solo una o dos carreras, que incluso se ha puesto encima de la mesa la posibilidad de poder alterar las dimensiones del parque para así poder alcanzar una mayor productividad en la consecución de carreras.

Pero si nos detenemos a mirar los números de la temporada, sobre todo los del último tramo de la campaña 2012, vemos como esa tendencia de producir pocas carreras (y a la vez, producir poco espectáculo ofensivo), se ha disipando conforme hemos avanzado en la misma.

Es curioso que el incremento en la producción de carreras, ha ido acompañado proporcionalmente, por un incremento en el número de victorias que los Padres han ido logrando en el año, lo que indica que poco el equipo se ha ido acoplando y volviendo más y más competitivo conforme iban cayendo las hojas del calendario.

Esto sin duda nos invita al optimismo de cara a pensar que este equipo, al que por cierto desde la dirección del equipo se le está dando continuidad, prolongando los contratos de peloteros clave para el equipo, podría afrontar el 2013 con garantías. Unas garantías no solo de poder pelear en la clasificación por el título del Oeste, sino garantías de poder brindar desde el comienzo de la temporada un año con un mayor espectáculo ofensivo del mostrado en este 2012.

Ya queda lejos el mes de Abril, en donde con tan solo siete victorias en nuestro haber lográbamos anotar 75 carreras en 24 juegos, lo que suponía una media de tan solo 3,125 carreras por encuentro. Eran unos días en donde la loma sufría lesión tras lesion y cedíamos casi un centenar de carreras (99 para ser exactos) lo que suponía una media de 4,125. Una carrera  más encajada de la que producíamos en cada encuentro, sello un nefasto mes de Abril que nos alejó, casi irremediablemente de la cabeza del Oeste de la Nacional, para todo el año.

Ya en Mayo, y con las lesiones que seguían doliéndole al roster de los Padres (y no solo con lanzadores fuera de combate), la productividad subía un poco en intensidad, alcanzando las 92 carreras en 28 juegos. La media se situaba en 3.286 lo que nos reportaba 10 triunfos en este mes, con lo que venía a confirmar la tendencia de todo este año de aumento de productividad ofensiva con aumento en el número de victorias.

Junio volvió a vivir una situación similar a la del mes anterior. Subida en la media de carreras anotadas por encuentro (3,852, lo que supone más de medio punto respecto del mes anterior) y un aumento proporcional en el número de victorias.

Pero ha sido en los meses de Julio, agosto y Septiembre en donde hemos experimentado la auténtica mejora en juego ofensivo y en resultado de esta temporada. Mejora que la elevado hasta el cielo la fe y los sueños de la fananticada de lograr algo grande con el este equipo en el futuro.

15 victorias y 4,556 carreras por encuentro en Julio, 17 victorias y 4,250 carreras por encuentro en Agosto y 10 victorias y 5,471 carreras por encuentro en Septiembre (y todavía quedan 15 juegos para el final de la temporda), son buena muestra de la sensible mejoría que los bates de los Padres han experimentado en esta segunda mitad del año. Además en todos estos meses la loma ha encajado una media de carreras inferior a la media de carreras anotadas, del mismo modo que el balance de victorias-derrotas siempre ha sido positivo para San Diego en estos meses.

Ya queda un poco en el olvido aquellos juegos en donde, de manera sistemática, si el equipo cedía tres o cuatro carreras, nuestros bates eran incapaces de poder reaccionar para brindarle la victoria a los nuestros. Ahora hay la sensación de que si la loma falla un poco y el rival anota unas cuantas carreras, nuestra ofensiva estará a la altura para poder pelear por la victoria en ese juego.

Y si hubiera de destacar algún nombre como estandarte de esta recuperación ofensiva, más que nombre diría dos. Carlos Quentin y Chase Headely.

Por un lado la llegada de Quentin al equipo, sobre todo su impacto en el equipo tras su lesión en el Spring Training, ayudó determinantemente a la recuperación de los Padres en la temporada. Con tan solo 81 juegos disputados, ha logrado impulsar 45 carreras y la logrado tener un promedio en base de .373. Y que decir de Headley que co-lidera la estadística de carreras impulsadas en la Liga Nacional con 105 carreras generadas, con una promedio en base de .372 y con la friolera de 78 pasaportes a primera (que además es la tercera mejor marca de bases por bolas conseguidas hasta el momento en la Liga Nacional).

Es obvio que la ofensiva no ha alcanzado la panacea del mejor nivel deseable, pero lo que si es cierto es que ha ido mostrando mejores números conforme ha ido avanzando la temporada y aun mejores sensaciones de equipo competitivo, según iba avanzando las fechas en el calendario.

Si la evolución de esta temporada de acoplamiento ha deparado resultados satisfactorios para la ofensiva de nuestro equipo, ¿qué no seremos capaces de hacer la próxima temporada, en donde el equipo ya esté más conjuntado, teniendo además más dinero (procedente de los nuevos dueños) para fichar peloteros de mayor capacidad ofensiva, y con una más que probable modificación de las dimensiones del PETCO Park?

Todo lo que rodea a los Padres invita a mirar nuestro futuro con optimismo.

Hasta pronto desde España.

Cualquier comentario es siempre bienvenido en padreshispanos@yahoo.com, y si desea seguir la actualidad de los Padres de San Diego y conocer más noticias en español de nuestro equipo, no duden en seguir la página oficial en español de los Padres de San Diego padresbeisbol.com y el blog PADRES HISPANOS, así como a través de PADRES HISPANOS EN FACEBOOK y a través de twitter en @BerkutMartin.

La Estatua del Coronel

ECOS DEL DUGOUT

POR: JUAN ANGEL AVILA

LA ESTATUA DEL CORONEL

SAN DIEGO.- Este próximo 15 de Septiembre los Padres de San Diego van a realizar la develación de la segunda estatua en la zona del jardín central del Petco Park.

 

   Acompañando la figura de Tony Gwynn, la cara de la franquicia de toda la vida, la directiva que ahora encabeza la familia O’Malley va a colocar la de una gran figura del beisbol como pelotero, cronista y para la comunidad americana por ser un héroe de guerra, me refiero a Jerry Coleman.

 

   Para más detalles sobre la vida de este gran personaje es apodado “ coronel “ por su rango de teniente coronel en el ejercito de los Estados Unidos, es el único pelotero en la historia en haber visto acción en combate (en su caso como piloto aviador) tanto en la segunda guerra mundial como en la guerra de Corea.

 

   Como jugador, este nativo de San José, California fue firmado por Yanquis, con ellos debutó hasta 1949 por haber estado en el ejercito de 1942 a 1945 posponiendo su desarrollo, en su temporada de debut ganó el premio a novato del año de la liga Americana, al año siguiente fue el jugador más valioso de la serie mundial que le ganaron a Filis.

 

   En 1952 fue llamado otra vez al servicio militar en su país piloteando los aviones de
guerra en Corea.

 

   120 misiones y 15 condecoraciones después Coleman volvió a jugar ligas mayores aunque el mismo trajín de su vida en campo de batalla le había cobrado factura. Se retiró en 1957.

 

   Decidió cambiar de aires un tiempo. Se quitó el uniforme para usar traje y corbata luego de haber combatido nazis y fascistas en Europa, japoneses en el oceano pacífico.

 

   Fue dos años director de personal para los Yanquis con quienes en 1961 empezó a transmitir en radio junto a sus grandes amigos, el gran ex short stop Phil Rizzuto y el que para muchos es el mejor cronista en inglés de todos los tiempos: Mel Allen.  

 

   Trás su paso por radio y tv del equipo del Bronx decidió regresar a su estado natal, California, pero a Los Angeles donde fue voz de los Serafines antes de llegar a los Padres en 1972.

 

  Coleman fue electo al salón de la fama del beisbol de una forma especial, por sus contribuciones en el beisbol, sobre el terreno de juego, en los microfonos y sirviendo como modelo de la sociedad.

 

   Es miembro del salón de la fama de la radio y la televisión de Estados Unidos, del salón de inmortales de la armada estadounidense.

 

   Un gran caballero y maestro de la crónica, siempre elegante, tranquilo, sin el menor aspaviento de mostrar lo que ha hecho en su ilustre trayectoria.

 

   Recientemente publicó su auto biografía, “ Mi vida en el aire, sobre el aire” en referencia claro a estar volando aviones militares y hablar en la radio,  es muy posible que la historia en el libro sea acompañada por una pelicula, por la historia tan especial de vida que tuvo al ser abandonado por su padre y haber sido desde muy chico el sustento para su mama y hermana.

 Es pues un gran homenaje para un gran personaje.

Objectivo: 80 victorias

Objetivo: 80 victorias

Por Miguel Ángel Martín

Un fabuloso verano para los Padres ha logrado hacer renacer la ilusión en San Diego por su equipo y reverdecer las esperanzas de cara al futuro. Tanto ha sido el cambio experimentado que ahora los Padres tienen en cabeza lograr las 80 victorias en una temporada que en Junio tenía toda la pinta de ser una de las peores de nuestra historia.

Nada que ver esos días con los de ahora, en los que se plantea incluso la posibilidad de lograr una temporada victoriosa para la historia de nuestra franquicia (aunque lograr 82 triunfos sea un objetivo algo complicado de conseguir). Y es que el cambio es tan radical y las sensaciones que los Padres transmiten sobre el terreno de juego son tan positivas que si la temporada de los Padres hubiese empezado el 8 de Junio, quien sabe lo que hubiéramos podido lograr este año.

Ese día fue el punto de inflexión de esta temporada. Fue el día en el que pasamos de tener un pobrísimo balance de 19 victorias y 40 derrotas, a tener un balance de 69 victorias y 75 derrotas. 50 Victorias más desde entonces, por 35 derrotas en lo que supone un cambio radical en toda regla, que ha alimentado, y mucho, el interés de lo que los Padres puedan llegar a hacer en el 2013.

Esto unido a la llegada de los jóvenes talentos al equipo grande de la franquicia, la llegada de los nuevos propietarios y la modificación de las vallas del PETCO Park (que puede incrementar la ofensiva de los Padres, que últimamente está mucho mejor que antaño), no hace más que sumar mayores alicientes a lo que habrá de venir el año que viene.

Pero volvamos a lo que puede suceder este año. Esta parte de la temporada, para los equipos que no aspiran a poder entrar en la postemporada, supone una época de pruebas en donde los resultados no suponen un factor demasiado importante y más bien lo que importa es darle oportunidades a jugadores jóvenes que pudieran entrar en el roster en la siguiente temporada. El caso de los Padres en esta temporada es algo diferente a esta situación descrita.

En el caso de los Padres 2012, las victorias son importantes. Y lo son porque ayudan de modo muy decisivo a mantener el clima de euforia que se ha despertado entre la fanaticada, pensando en los Padres del 2013. Algo muy parecido a lo ocurrido con los Padres del 2009 y los del 2010, cuando después de un terrible inicio de campeonato en el 2009 (viniendo de un peor 2008), se logró terminar la temporada con un balance alentador de 37-25, lo que nos hizo querer mas béisbol cuando se terminó la temporada. No veíamos el momento de que empezase la temporada 2010 y esta no decepcionó.

Una excelente campaña con 90 victorias a punto nos dio el pasaporte a la postemporada. Solo un final de campaña algo titubeante nos lo impidió y finalmente los Giants terminaron haciéndose con el título de la división Oeste, con el título de la Liga Nacional y con el anillo de campeones de las Series Mundiales en su poder.

Este año ocurre algo parecido, aunque con matices. Del mismo modo que en el 2009, la recta final de campaña esta ilusionando a la fanaticada de cara al año que viene, por lo que no solo se trata de experimentar jóvenes jugadores, sino de competir tratando de ganar para seguir alimentando la ilusión de San Diego.

El matiz respecto del 2009 es que ahora no solo se espera el béisbol en San Diego para poder seguir disfrutando de un equipo enrachado como en el 2010, sino que existen fundamentos para pensar que estamos construyendo un contendiente en el Oeste de la Nacional. Un contendiente que puede llegar muy lejos en un corto espacio de tiempo.

Pero… ¿se podrán lograr las 80 victorias este año? Realmente no es determinante en absoluto si los Padres terminan con 78, 79 u 80 victorias en esta temporada, pero lo que parece seguro (salvo descalabro que no se prevee) es que la cifra final de victorias estará entorno a esas cifras. Cuando más se logre mejor y servirá mejor de trampolín hacia los objetivos que se tienen en mente. Pero son once las victorias que se precisan para alcanzar los 80 triunfos y dos más si se pretende lograr una temporada victoriosa, con 18 juegos por delante, antes de que en San Diego Las Mayores echen el telón hasta abril del año que viene.

Giants por dos veces y Dodgers, en lo que puede convertir a los Padres en uno de los jueces más activos del Oeste en este tramo final de temporada, además de D-Backs, Rockies y Brewers serán nuestros rivales en las seis series de tres juegos que nos restan.

Solo logrando el 50 por ciento de las victorias, llegarían a la cifra de 78 victorias, pero atendiendo al porcentaje de victorias que hemos alcanzado desde el pasado 8 de Junio (.588), llegaríamos a alcanzar 11 victorias (lo que significaría vencer en cuatro o cinco series) y nos llevaría a alcanzar nuestro objetivo de 80 victorias.

Ochenta victorias en una temporada en las que se nos auguraba lograr tan solo 52 sería un logro muy importante que nos excita más por lo que puede significar para el futuro que por ser un éxito en si mismo. Se está construyendo muy bien en San Diego y con pilares muy sólidos a tenor de las extensiones realizadas, por los canjes veraniegos que no se hicieron (Headley) y por las promesas que desde la granja han llegado.

Las sensaciones con las que se termina una temporada influyen enormemente en el sentir del siguiente año. Ahora la ilusión se ha instalado en San Diego, por lo que toca queda decir que estamos de enhorabuena.

Hasta pronto desde España.

Cualquier comentario es siempre bienvenido en padreshispanos@yahoo.com, y si desea seguir la actualidad de los Padres de San Diego y conocer más noticias en español de nuestro equipo, no duden en seguir la página oficial en español de los Padres de San Diego padresbeisbol.com y el blog PADRES HISPANOS, así como a través de PADRES HISPANOS EN FACEBOOK y a través de twitter en @BerkutMartin.

Headley lidera un gran Agosto

Headley lidera un gran S.D. en Agosto

Por Miguel Ángel Martín

Agosto ha sido una confirmación más para Headley de lo bien que le está saliendo todo en esta temporada, mejorándose a sí mismo y ayudando de manera decisiva a mejorar a unos Padres que día a día apuntan a grandes cosas para el 2013.

Una mejora para los Padres que no cesa desde que comenzase la temporada con tan solo siete triunfos en el primes de esta temporada y que ahora ha visto como se han logrado 18 victorias en lo que ha sido el mejor mes del año para nosotros. El ascenso en victorias ha sido incesante desde entonces a razón de unos tres triunfos más de un mes a otro, lo que incluso nos ha llevado a pensar si quizás la temporada con balance negativo se podría incluso evitar.

Lograr esto son palabras mayores, teniendo en cuenta el pobre balance que cosechamos en los albores de este campeonato, pero lo que está claro es que los Padres han experimento un cambio radical de imagen que deja bien a las claras que podríamos ser contendientes en el Oeste de la Nacional el año, a pesar incluso de los poderosos dólares de los que hacen gala nuestros vecinos californianos. Un poder demostrado en los últimos días, trayendo de vuelta a California al mismísimo Adrián González, aunque no para vestir el uniforme que hubiésemos deseado.

Pero si bien Gonzo es ahora una pieza clave de los Dodgers, tenemos en casa a alguiçen que está demostrando con creces que sobre sus hombros se podría construir un nuevo poder en el Oeste del béisbol  de la Nacional. Headley ha atesorado en el mes de agosto más HRs que nadie, con 10 vuelacercas que le han ayudamo mucho a lograr impulsar 31 carreras, lo que tampoco nadie ha logrado en el pasado mes.

Además de esto, y contando lo logrado en los primeros días de septiembre, Headely ha atesorado un porcentaje de bateo en los últimos 30 días de .330 y un porcentaje en base de .374 (con 35 hits y ocho bases por bolas). Algo que está sirviendo a los Padres para ganar muchos juegos últimamente (y si no los ganamos nos mantenemos dando la cara hasta el final, como fue el caso del pasado domingo en las Rocosas, donde lograba impulsar seis carreras en un record personal a pesar de que no se lograra en triunfo final).

Pero sus números no solo nos indican que los Padres han aumentado enormemente su competitividad en cada juego, sino que nos indican el acierto de la directiva al no desprenderse de él… al menos de momento.

Este punto es un tanto delicado y será un tema caliente en el invierno, ya que con la política de renovaciones que han estado llevando a cabo los Padres y con el nuevo dinero procedente de los nuevos dueños, nadie duda que Headley podría seguir los pasos de Street y de Quentin con un acuerdo multianual, pero no se sabe si llegará alguna oferta irrechazable del tipo que alejó a Latos del Sur de California. Muy contentos estamos ahora con la presencia de Grandal y de Alonso en el roster de los Padres y Latos parecía intocable en el pasado invierno, pero llegó algo de lo que ahora nos alegramos.

Así pues… ¿Qué podrá pasar con una hipotética oferta de renovación de Headley con los Padres? En mi opnión fue un tremendo acierto mantener en el plantel a Headley y no verle a estas alturas vestido de Yankee y si apuro en el pensamiento, mi postura sería la de retenerle, lo mismo que se ha hecho con Quentin, por ejemplo. Eso denotaría una apuesta por la excelencia. Sin embargo un movimiento de traspaso, podría verse como un más de lo mismo, de lo que hemos vivido hasta ahora.

Pero de lo vivido hasta ahora parece que nos deberíamos de olvidar, porque los movimientos que se está haciendo van más por el camino de construir un equipo ganador, más que construir que sobreviva simplemente.

Importante es el hecho de que Byrnes no creo que se gaste demasiado dinero en un agente libre que agote el presupuesto para fichajes. Nuestro gerente general se ha caracterizado en su carrera por ser comedido y hacer las cosas concienzudamente, no llevado a tirar la casa por ventana a las primeras de cambio.

Esto me lleva a pensar que podríamos estar ante la actitud de construir un verdadero conjunto competitivo, por encima de fichar peloteros de postín, sin pensar demasiado en las necesidades reales del equipo. Así que el dinero fresco que entrará ahora en el equipo (con un payroll que se verá aumentado), podría perfectamente utilizado en las extensiones de contrato de Headley, por ejemplo, y alguna pieza de la loma, para volver a tenerla como la auténtica joya de la corona de los Padres. Tenemos materia prima para volver a considerarla como nuestra joya de la corona muy pronto.

Ahora viene septiembre con un sabor agridulce, porque si bien venidos de ganar seis series en agosto (tres de ellas fueron barridas), no lo afrontamos con la emoción de poder entrar en la postemporada. Lástima, pero no por ello debemos bajar la guardia, ni perder el interés en ver a los Padres. Este mes puede ser como un anticipo de lo que veremos en la próxima primavera, con una lucha titánica por entrar en el roster. Al menos para ganar posiciones en la lucha que habrá de tener a partir de Marzo del año que viene, y preveo que sobre todo esa lucha vendrá para entrar en una loma muy soliticada, con una calidad tal que invita al optimismo. Tanto es el caso que ahora vamos a disfrutar de una rotación de seis lanzadores, con la llegada de Cashner al equipo, tras su rehabilitación.

Bonito mes de Septiembre nos espera con todas esas incógnitas por delante, y con el claro objetivo de poder lograr el máximo número de victorias posible, que mantengan vivo hasta Abril del próximo año el espíritu positivo que se ha instalado en San Diego.

Un mes que además será la antesala de un mercado invernal distinto para los Padres, si lo comparamos con los últimos años, debido a la llegada al equipo de los nuevos dueños y con la llegada de una nueva actitud.

Hasta pronto desde España.

Cualquier comentario es siempre bienvenido en padreshispanos@yahoo.com, y si desea seguir la actualidad de los Padres de San Diego y conocer más noticias en español de nuestro equipo, no duden en seguir la página oficial en español de los Padres de San Diego padresbeisbol.com y el blog PADRES HISPANOS, así como a través de PADRES HISPANOS EN FACEBOOK y a través de twitter en @BerkutMartin.