Estamos a un mes de los entrenamientos primaverales

Las caras nuevas primarán en el campamento primaveral de este año

Por Miguel Ángel Martín / Especial para padresbeisbol.com

Ya queda menos para el regreso de lo que todos ansiamos… el béisbol de Grandes Ligas y nuestros queridos Padres.

La cuenta atrás, antes del comienzo de la actividad en el campo, está tan cercana a su fin que es por eso que también es el momento de realizar las últimas gestiones desde las oficinas del equipo, para perfilar el grupo e ir conociendo el payroll de este año. Finalmente fueron nueve peloteros los que llegaron a un acuerdo con los Padres evitando así el arbitraje. Thatcher ($700,000), Baker ($750,000), Headley ($3.475 millones), Quentin ($7.025 millones), Hundley ($2 millones), Gregerson ($1.55 millones), Volquez ($2.2375 millones), Venable ($1.475 millones) y Stauffer ($3.2 millones) dieron el visto bueno a sus nuevos acuerdos y con ello tan solo son dos, los peloteros que todavía no han llegado a establecer cual será su salario para la temporada que está por comenzar (Dustin Moseley y Clayton Richard) y son susceptibles de entrar en el proceso de arbitraje que tendría lugar entre el 1 y el 21 de febrero.

Unos movimientos que llegan antes del final de una offseason, a la que le queda muy poco para que se de por concluida. Como poco tiempo es el que queda para el comienzo de los entrenamientos primaverales. Apenas un mes es lo que falta para que los lanzadores y receptores comiencen el trabajo, como preludio del comienzo del trabajo del resto de peloteros, y con esto se dará paso a una nueva temporada en la que las caras nuevas serán lo más destacado.

Los lanzadores han sido uno de los grandes focos de los cambios vividos por los Padres, respecto a la pasada temporada. Ni Mat Latos, ni Aaron Harang, ni Heath Bell, ni Mike Adams, ni Wade Leblanc, volverán a la disciplina de San Diego el mes que viene, con lo que la loma ha sufrido un lavado de cara radical, en busca de una regeneración que también vivió el año pasado, respecto del 2010.

Ya en la primavera pasada, los Padres vieron como varios de sus más destacados lanzadores se marchaban lejos de San Diego, como fueron los casos de Jon Garland y Kevin Correia, además de Edward Mujica y Ryan Webb, en algunos casos por no poder llegar a un acuerdo con los jugadores y en otros casos por la búsqueda de reforzar otras posiciones. Sin embargo en este año, el cambio ha sido más radical si cabe, ya que las salidas de lanzadores de la envergadura de Latos, Bell o Harang es muy significativa y suponen un cambio muy radical para una loma que presumía de ser de las mejores de las Grandes Ligas. Pero las llegadas son ilusionantes, de cara a mantener ese status de excelencia. Andrew Cashner, llegado de Chicago por el canje de Rizzo, Edinson Volquez, llegado del canje de Latos a los Rojos de Cincinnati y Huston Street, sustituto natural de Bell, serán las caras más destacadas y buscadas en los primeros días de entrenamientos primaverales, en lo que a la loma se refiere.

Cambios también se advierten en la receptoría que ve como Hundley es el único que repite, de los que están dentro del 40-man roster. Los otros dos receptores que están en el roster y que estarán en Peoria el mes que viene (John Baker y Yasmani Grandal), han llegado de la mano de dos canjes de lanzadores por ellos.  Atrás quedan Kyle Philips, Luis Martínez que jugará en Texas y Rob Johnson que lo hará con los Mets. Entre todos ellos, sumaron 125 juegos disputados. Ahora le tocará el turno a Grandal y Baker, para lograr el reto de darle a Hundley la réplica oportuna como receptores suplentes y lograr dar estabilidad a una posición, que busca la busca desde hace tiempo.

En lo que se refiere al diamante, la primera base vuelve a ser la gran protagonista de la primavera de los Padres. En el 2011, todos los ojos estaban puestos en ella, añorando a Adrian Gonzalez que acababa de marchar a Nueva Inglaterra, para jugar con los Medias Rojas y nos preguntábamos si Hawpe, Cantu y Rizzo podrían dar réplica (a lo largo de la pasada campaña y en el futuro) a lo logrado por Gonzo en su estancia en San Diego. Pero ahora miramos esa posición y volvemos a ver caras nuevas que nos regresan las mismas preguntas que el año pasado. ¿Habremos logrado por fin encontrar la fórmula que nos permita tener una primera base de garantías, como en la época de Gonzo? Esperemos que sí. Alonso, llegado del canje de Latos a los Reds y Guzman, jugador revelación de los Padres en el 2011, serán los encargados de batallar por esta posición. Aunque en mi opinión la batalla está decidida, antes de que empiece (si no hay lesiones de por medio). Y aunque parezca raro, ambos pueden salir como ganadores. Alonso porque se hará con la titularidad de la primera base y Guzman, porque si su bate demuestra seguir siendo tan contundente como en el 2011, logrará hacerse un hueco y lograr acumular partidos sino en una posición en otra, lo que a final de temporada le permitirá afianzarse aún más en los Padres y en las Grandes Ligas.

En cuanto al resto de posiciones del diamante, vemos como no habrá demasiados cambios respecto de lo visto en el 2011, con Hudson y Bartlett como dueños de centro del diamante (a pesar de haber habido rumores de canje de algunos de estos peloteros) y con Headley como dueño de la tercera base y como uno de los referentes más claros en la ofensiva de la próxima campaña.

El jardín también verá caras nuevas. El año pasado veíamos como Tony Gwynn Jr. dejaba el centro del jardín del PETCO Park a un recién llegado de Florida, llamado Cameron Maybin. En él se depositaron esperanzas que se están viendo cumplidas hasta el momento. Ahora vivimos una situación similar con la llegada de Carlos Quentin. Si bien Maybin venía con el objetivo de cumplir en el aspecto defensivo, en el vasto PETCO Park, al tiempo de brindar velocidad al equipo en las bases, ahora Quentin viene a san Diego con un objetivo un poco más productivo: Incrementar el poder ofensivo de los Padres. Algo que sin duda necesitamos como agua de mayo a tenor de las estadísticas cosechadas en las últimas temporadas en este sentido. Mark Kotsay será otra de las caras nuevas de un jardín, que no se ha transformado tanto como si lo han hecho otras posiciones dentro del equipo.

Fuera del roster, otros peloteros han sido invitados a los entrenamientos primaverales, como son el jardinero Jeremy Hermida (el cual firmó un contrato de ligas Menores), los lanzadores Brad Boxberger y Cory Burns (adquiridos de los Reds y los Indians), el infielder Jedd Gyorko (uno de los mejores prospectos del momento) y otros peloteros que sin dudad lucharán al máximo para mostrar su calidad.

Muchas expectativas tenemos con los Padres de cara a esta temporada y de cara al futuro. Pero ahora lo más destacado es que ya queda menos para el regreso de lo que todos ansiamos… el béisbol de Grandes Ligas y nuestros queridos Padres.

Cualquier comentario es siempre bienvenido en padreshispanos@yahoo.com, y si desea seguir la actualidad de los Padres de San Diego y conocer más noticias en español de nuestro equipo, no duden en seguir la página oficial en español de los Padres de San Diego padresbeisbol.com y el blog PADRES HISPANOS, así como a través de PADRES HISPANOS EN FACEBOOK y a través de twitter en @BerkutMartin.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: